Alcaldesa Julia Mena: “Vamos a desarrollar una nueva etapa municipal”

Miércoles, 16 Enero, 2013 - 17:37

Promover la política de diálogo entre todos los sectores granadinos y tomar las decisiones en consenso, será las bases en que se fundamentará el trabajo de las autoridades municipales del FSLN en la Alcaldía del Poder Ciudadano de Granada.

Este jueves 10 de enero comienza una nueva etapa de la vida municipal de los pobladores de la Gran Sultana, que ven con mucho optimismo el trabajo que iniciará la nueva alcaldesa Julia Mena, una mujer que asegura  que su principal tarea es dar protagonismo municipal a las familias.

“Es un reto porque en cuanto vamos a desarrollar un nuevo modelo. Aquí en Granada le estamos dando fin a un viejo modelo, un modelo muy conservador, muy retraído en el desarrollo y vamos a iniciar el desarrollo de un modelo nuevo Cristiano, Socialista y Solidario, un modelo en donde vamos a procurar el desarrollo y el bienestar social”, afirmó Mena que forma parte del equipo que presentó el FSLN en las elecciones municipales de noviembre pasado y que ganó con el 72 por ciento de respaldo ciudadano.

El equipo del FSLN ganó abrumadoramente al candidato del PLC Eulogio Mejía que buscaba un segunda oportunidad, pero su mala gestión en la comuna granadina y la falta de propuestas de desarrollo, provocó que la población lo rechazara y diera respaldo a los candidatos del Frente Sandinista que ya venían dando respuestas solidarias y cristianas a los principales problemas de la ciudad.

Mena reconoce que tienen un gran reto por delante, pero sabe que con el respaldo de los 24 concejales sandinistas, del Gobierno Sandinista del Comandante Daniel Ortega Saavedra y del pueblo granadino, la vida de las familias seguirá cambiando, a como viene ocurriendo desde que asumió el gobierno central el FSLN en el 2007.

“Nosotros queremos el bien de la comunidad, el desarrollo de la comunidad y más que todo con esa alianza que tenemos con este Gobierno nuestro Cristiano, Socialista y Solidario. Tenemos la confianza y el respaldo de un gobierno como el nuestro, de un partido como el nuestro y vamos a salir adelante”.

Los retos del nuevo gobierno municipal

La nueva alcaldesa de Granada reconoce en el FSLN y en el presidente Daniel Ortega, un mandatario que promueve el municipalismo y sobre todo que “quiere mucho a la ciudad de Granada”.

Mena habló de los esfuerzos que empezará a realizar para desarrollar Granada y convertirla de una vez en la “capital del turismo”

“Tenemos dos grandes retos, uno, hacer de Granada la ciudad más limpia de Nicaragua y dos, ordenar esta ciudad, luego tenemos el reto de que esta ciudad sea verdaderamente la capital del turismo de Nicaragua y no solo de Nicaragua, aspiramos hacer la capital del turismo de Centroamérica”, dijo Mena.

Una prioridad del gobierno municipal sandinista en Granada, es promover y articular esfuerzo con el Instituto Nicaragüense de Turismo para apoyar a los 258 pequeñas y medianas empresas de turismo.

Mena también trabajará junto al FSLN, para que Granada sea declarada Patrimonio Histórico de  la Humanidad y a partir de ahí incrementar el turismo para que sea la principal fuente de riqueza del país.

“Aquí estamos hablando que vamos hacer una réplica de lo que está haciendo nuestro gobierno, nuestro comandante Daniel  en  el país, es un esfuerzo compartido de la comunidad, es un esfuerzo compartido de nuestro gobierno y sobre todo de la empresa privada, es todo un esfuerzo compartido”, declaró Mena que desde noviembre pasado ya está trabajando en obras municipales.

Se está haciendo trabajos en el vertedero municipal La Joya, esto con el respaldo del Gabinetes del Poder Ciudadano, Gobierno Sandinista, empresarios privados y otros sectores granadinos. También priorizará a las poblaciones de Malacatoya y la producción de arroz en esta zona.

Destacó que además de apoyar el centro urbano e histórico de Granada, también se brindará respaldo a las comunidades rurales y barrios ubicados en las periferias de la ciudad.

“Nuestro esfuerzo no solamente se concentra en el casco urbano, el centro histórico de la ciudad, sino también sus alrededores. Dar a conocer la otra Granada, la Granada que necesita esfuerzo y ya lo estamos haciendo, estamos trabajando con nuestros distritos, sobre la base de desarrollarlos y hacerlos que se inserten en el desarrollo de la ciudad”, citó Mena.

Pueblo muy comprometido con autoridades del FSLN

Juan Carlos Jiménez es un capitalino que tiene 8 años de vivir en Granada, de este municipio es su esposa y asegura que el ritmo de la ciudad lo tiene atrapado y por eso se siente comprometido a ayudar en el desarrollo.

“Tenemos ocho años de vivir aquí, mi esposa es granadina y estamos aportando con nuestro trabajo diario al desarrollo de la ciudad. Hay mucha expectativa con las nuevas autoridades edilicias y sobre todo por lo que el FSLN pueda hacer por la ciudad. El gobierno ha apoyado a la ciudad con el programa Calles para el Pueblo y otros programas como créditos a mujeres”, dijo Jiménez.

Silvio Raúdez, es un lustrador que trabaja en el parque central y desde ahí ha conocido a los otros alcaldes que han administrado la ciudad, asegura sentirse decepcionado, pero que ahora con Julia Mena tiene muchas expectativas que la Granada pueda desarrollarse.

“Los alcaldes liberales y conservadores que han pasado no han hecho nada por la ciudad y eso que los turistas son muchos. Espero que con Julita Mena las cosas cambien para mejor, hay mucha esperanza ahora que el FSLN tiene las riendas de la alcaldía y esta señora goza de mucho aprecio”, dice Raúdez que subraya no tener ningún parentesco con el otrora gran lanzador Diego Raúdez (q.e.p.d) que fue parte del equipo Tiburones de Granada en los años 80.

Granada es la ciudad turística por excelencia, ya que recibe anualmente el 80 por ciento de los turistas que ingresan al país. La ciudad cuenta con mil 800 camas para los visitantes extranjeros y se espera un crecimiento del 25 por ciento en este sector.

El anterior alcalde Eulogio Mejía deja deudas por 53 millones de córdobas, entre estos se incluyen 17 millones de pago de cotizaciones del Seguro Social y 9 millones a los trabajadores administrativos, 3 millones a los trabajadores de base y 4 millones en factura de agua potable.