La Conquista celebra sus fiestas patronales en honor al Señor de Esquipulas

Miércoles, 16 Enero, 2013 - 15:48
El Municipio de La Conquista del Departamento de Carazo celebró hoy sus fiestas patronales en honor al Cristo negro de Esquipulas, cuya venerada imagen que se encuentra expuesta durante todo el año en el Santuario Arquidiocesano Cristológico del mismo nombre. Una solemne eucaristía y una procesión de la imagen por las principales calles de la localidad fueron parte de las celebraciones en honor al “Cristo Negro”, como lo llaman cariñosamente sus devotos. Como cada año, este quince de enero, día del Cristo Negro el Santuario del Señor de Esquipulas se vio abarrotado de fieles que llegaron de todos puntos de la cuarta región y de diversos lugares del país a pedirle favores a la antigua y venerada imagen o darle gracias por algún milagro recibido. “Vengo desde Managua, cada año vengo los quince de enero a visitar a mi Señor de Esquipulas, siempre le doy gracias porque me sanó de una terrible enfermedad que tuve hace mucho tiempo, por eso les inculco el amor a Jesús a mis nietos para que aprendan a pedirle y darle gracias por los favores que nos da”, manifestó la devota María Oporta. “Amamos mucho al Crucificado, a nuestro Jesús negrito, que apareció hace mucho tiempo en la poza del padre, aquí en el río grande, él quiso quedarse con nosotros, por eso nosotros le demostramos el amor que le tenemos, venimos a su fiesta en su día y quemamos en su altar candelas de cebo para rezarle y darle gracias”, dijo la señora Rosalía Ramírez, mientras quemaba candelas de cebo ante la imagen.
De acuerdo a la leyenda, la Iglesia Católica pretendió apropiar la imagen del crucificado en las tierras americanas dejando que los indígenas y afro descendientes pintaran de negro a Jesús clavado en la Cruz para así hacerlo más propio y personal, es decir, un Jesús en el cual los negros y los indígenas pudiesen identificarse. De acuerdo al anciano Pedro Narváez, oriundo de La Conquista, hace cientos de años apareció una pequeña imagen del Cristo de Esquipulas en una pocita, conocida actualmente como “La poza del padre” ubicada a unas cuadras del actual templo, en la ribera del Río Grande de Carazo que rodea este municipio, esta imagen aún se conserva, por lo que los lugareños con la ayuda de la Iglesia adoptaron al Señor de Esquipulas como su patrón. Con el tiempo, se mandó hacer otra imagen de tamaño natural, la cual está en el altar de este Santuario y gracias al cariño de los devotos, la cruz en la que se encuentra clavado ha sido forrada en su totalidad con plata. “Nosotros amamos mucho al Señor de Esquipulas y por eso es que participamos de su misa y su procesión, con mucha fe y devoción, en las alboradas se reparte comida y cuando bajamos al río, a la poza del padre, tomamos agua bendita, la cual es milagrosa y curativa ya que es una vertiente de la tierra”, explicó el Señor Roger Arteaga. La procesión se dirigió en su recorrido al punto conocido como “La poza del Padre”, donde se bendijo a los fieles y la imagen permaneció durante unos momentos, en el lugar donde se cree que apareció. En La Conquista, en el Santuario Arquidiocesano del Señor de Esquipulas, reconocido por las autoridades eclesiásticas episcopales, se celebra al “Cristo Negro” dos veces al año: en quince de enero que es su día propio y durante los viernes de cuaresma. En estas dos ocasiones la romería y las peregrinaciones de los feligreses de todas partes del país es impresionante.